El Viernes se sabrá qué establecimientos postularán a ser "Liceo Bicentenario"

Por:

Equipo El Nortero
15/09/2010
El director ejecutivo de la Corporación, Mario Acuña, aseguró que por lo menos serán dos las opciones para representar a Antofagasta.

 

Lo que debiera haber sido una oportunidad para que todos los actores de la educación comunal se pusieran de acuerdo y de la mejor forma posible postular algún establecimiento de la ciudad a "Liceo Bicentenario", finalmente terminó provocando declaraciones cruzadas.

Unos excusándose y otros buscando culpables de no haber postulado a dicha opción, trama digna de una telenovela venezolana, si incluso hasta el propio Presidente de la República se mostró sorprendido de que Antofagasta no postulara, por lo que dio una semana extra de plazo.

Como donde manda capitán no manda marinero, rápidamente comenzaron una serie de reuniones, de las que por fin salió humo blanco, y se decidió que si se postulará un establecimiento educacional.

Aunque el o los nombres todavía son un misterio, lo más probable es que el establecimiento sea el Andrés Sabella, el B-13 o el Liceo "La Chimba" que actualmente se encuentra en etapa de construcción.

La mesa técnica que definirá los liceos que postularán, se encuentra trabajando para reunir todos los antecedentes que sean necesarios, y limar asperezas que puedan ir apareciendo en el camino, para asegurar que Antofagasta tenga su Liceo de Excelencia.

El Director Ejecutivo de la Corporación de Desarrollo Social, Mario Acuña, señaló que han solicitado al Ministerio de Educación que flexibilice algunos requisitos para no tener problemas en la postulación.

Acuña también aseguró que la postulación nunca se estuvo fuera de plazo "no fue un error, no estábamos fuera de los plazos. Solamente fue el informe que yo le pasé al Intendente, fue informe técnico".

El Seremi de Educación Vicente Ayala, señaló que siempre la responsabilidad de la postulación fue de el sostenedor,y que no era responsabilidad ni de la Seremía, ni del Gobierno.

Ahora sólo hay que acomodarse en el sillón y esperar a ver cómo termina esta telenovela bicentenaria.