A estadio vacío se inauguró el Calvo y Bascuñán de Antofagasta

Por:

Diana Molina
20/03/2013

El Presidente Sebastián Piñera inauguró esta mañana las obras de remodelación del Estadio Regional de Antofagasta Calvo y Bascuñán. Fue una ceremonia privada a estadio vacío.

Sin la presencia de la comunidad antofagastina se inauguró el Estadio Regional de Antofagasta Calvo y Bascuñán que fue remodelado para ser sede de distintas actividades deportivas, una de ellas la Copa América 2015.

Estuvieron presentes en la ceremonia las máximas autoridades regionales junto con el Presidente Sebastián Piñera. “Es uno de los estadios más lindos que tiene el país y debió haber sido inaugurado en 1962 cuando Chile recibió el mundial de fútbol”, dijo el primer mandatario.

El recinto posee una capacidad para 21 mil personas, además de una cancha de pasto natural y un escenario permanente en sus costados. El proyecto se concretó a través de una inversión conjunta de 8.800 millones de pesos, aportados por el Instituto Nacional del Deporte (4 mil millones de pesos), Minera Escondida (2 mil 800 millones de pesos) y la Ilustre Municipalidad de Antofagasta (2 mil millones de pesos).

El recinto demoró cerca de tres años en abrir sus puertas al público y tuvo un costo de más de ocho mil millones de pesos.

En tanto, se conocieron más detalles del espectáculo futbolístico programado para la noche de este miércoles, donde se enfrentarán en la previa Club Deportes Antofagasta y América de Cali, y posteriormente Colo colo y la UC, partido estelar que será transmitido por Chilevisión.

Según publica Bío Bío, los albos jugarán con equipo alternativo. El técnico de Colo Colo, Hugo González, comentó a la radio que “estos partidos a mitad de semana también son importantes y así se da la opción que jueguen algunos que no han tenido la posibilidad”.

En tanto el diario El Pueblo de Colombia, confirmó que América de Cali viajó también a Antofagasta con equipo alternativo.

El espectáculo ha estado marcado por la polémica, no sólo por las críticas por los altos precios de las entradas y la imposibilidad de la gente de participar gratuitamente de la inauguración del Estadio Regional, sino por una serie de problemas para comprar y retirar las entradas.