Pacto de Unión Civil a poco de ser una realidad en Chile

Por:

Comunicado
22/01/2015

La semana pasada fue aprobado en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, y la noche del martes 20 de enero los diputados aprobaron por 86 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones. El proyecto pasará a su tercer trámite, siendo analizado en el Senado.

Ante la necesidad de tener un nuevo mecanismo para reconocer y proteger a las parejas que conviven sin casarse, es que se generó el proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), el cual se transformó en el Pacto de Unión Civil (PUC), y que permitirá que parejas del distinto o del mismo sexo, puedan tener protección ante la ley.

Según el proyecto de ley, apoyado por agrupaciones como Movilh e Iguales, las parejas podrán mantener su convivencia sin amparo de la ley, optar por el Pacto de Unión Civil para tener regulación contractual de sus relaciones patrimoniales o contraer el vínculo matrimonial.

La Seremi de Gobierno de la Región de Antofagasta, Stefanía Carvajal Tabilo, se refirió a este importante tema para el mandato de la Presidenta Michelle Bachelet.

“Este proyecto permite tener un acuerdo y dar mayor beneficio a las personas que deciden unir su vida, a lo mejor no a través del matrimonio formal o la Iglesia, sino que tener un pacto para personas del mismo sexo o sexo distinto, respecto de las diferentes formas de cómo viven los chilenos”, manifestó la autoridad regional.

En cuanto a la realidad nacional, la Seremi de Gobierno agregó, “tenemos que tener en cuenta que Chile ya no es un país donde las familias, las parejas, están compuestas por personas de sexo distinto. La situación del país es que hay diferentes tipos de familias, y este proyecto viene a resguardar la relación que muchas personas deciden tener en común, sin casarse, y esto es un acuerdo, un pacto, una suerte de contrato que regula las compensaciones en caso de separación, el cuidado de los niños, y el patrimonio, y eso es muy importante para nosotros”.

El trámite del Pacto de Unión Civil será ahora discutido en el Senado, para luego volver a la Cámara de Diputados, donde de ser ratificado será enviado al Ejecutivo para su promulgación en el Diario Oficial.