Seremi de Gobierno de Antofagasta valoró aprobación del proyecto que pone fin al lucro, selección y copago

Por:

Corresponsales El Nortero
28/01/2015

Según la Seremi Stefanía Carvajal uno de los objetivos de la reforma impulsada por el Gobierno de Michelle Bachelet es que los recursos públicos se destinen exclusivamente a la inversión en el sistema educativo.

Tras ocho meses de discusión, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, tres de los puntos fundamentales de la Reforma Educacional, uno de los pilares del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, fueron aprobados gracias al amplio apoyo de los parlamentarios de la Nueva Mayoría e independientes.

La iniciativa establece el fin de la selección en establecimientos públicos y subvencionados, por razones socioeconómicas o rendimiento escolar, así como la definición de los conceptos de gratuidad, diversidad e inclusión.

La Seremi de Gobierno de la Región de Antofagasta, Stefanía Carvajal valoró la aprobación en el Congreso del proyecto de ley de Inclusión Escolar, señalando que “con esta reforma las niñas y los niños vuelven a ser la prioridad de nuestro sistema educacional”. Añadió que “con este nuevo marco legal todos los recursos que el Estado destina a la educación terminarán en la sala de clases y no podrán ser desviados a finalidades distintas”.

Además agregó que “el proyecto de Inclusión Escolar aprobado ayer permitirá invertir 250 mil millones de pesos al año para fortalecer la educación pública”.

El texto indica que el Estado implantará progresivamente la enseñanza gratuita en los establecimientos subvencionados o que reciben aportes permanentes del Estado. El sistema debe promover y respetar la diversidad de procesos y proyectos educativos institucionales, así como la diversidad cultural, religiosa y social de las familias que han elegido un proyecto diverso y determinado, y que son atendidas por él.

Asimismo, se establece que en los procesos de admisión de los establecimientos subvencionados o que reciban aportes regulares del Estado, en ningún caso se podrá considerar el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante. Asimismo, en dichos procesos no será requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante, tales como nivel de escolaridad, estado civil y situación patrimonial de los padres o apoderados.

En ese mismo orden, se suprime el criterio socioeconómico, religioso, de discapacidad, nacionalidad, etnia y cultura como argumento para seleccionar a alumnos en los procesos de admisión, finalmente Carvajal Tabilo señaló que “estamos cerrando un año legislativo con reformas importantes para avanzar hacia un Chile más justo y solidario”.