Acusan a seremi de Educación de desinformar a la comunidad tras anuncio de Ley de Inclusión en Antofagasta

Por:

El Nortero
14/09/2016

Conacep aseguró que aún la seremi hizo el anuncio pero no ha informado qué colegios pasarán a la gratuidad.

Tras el anuncio de la seremi de Educación, Jacqueline Barraza, del traspaso de 20 colegios a la Ley de Inclusión para el próximo año, la Corporación Nacional de Colegios Subvencionados (Conacep) en su capítulo regional acusó que la titular de dicha cartera impulsa una campaña de desinformación en la comunidad.

Ante esta situación, el vocero de la Conacep de la Segunda Región, abogado Jorge Lawrence, manifestó su molestia por lo que calificó "una campaña orquestada del ministerio y de escasa rigurosidad informativa", cuyos principales perjudicados son los propios estudiantes y apoderados de los establecimientos subvencionados de Antofagasta.

“Si dicen que 20 colegios pasarán a la gratuidad desde el próximo año, emplazamos a la seremi a que dé a conocer públicamente la nómina de los 20 colegios que liberarán de pago a sus apoderados desde el 2017”, argumentó.

Lawrence señaló que “esta ligereza” con que el Ministerio de Educación maneja las cifras de colegios que pasan a gratuidad, el año pasado ya le jugó una mala pasada al anterior seremi Juan Carlos Vega, quien en su oportunidad tuvo que renunciar después de anunciar el paso a gratuito de 13 colegios, cuando en realidad 9 de ellos ya tenían esa modalidad, y de los 4 restantes, sólo 2 optaron efectivamente por la gratuidad.

Otro de los puntos en conflicto es que el Ministerio aparezca gestionando créditos para los sostenedores ante los bancos, tema que por el momento es inviable ya que aún están pendientes los reglamentos que regulan la venta de colegios.“Hasta hoy, ni la banca ni la Corfo han financiado la compra de ningún colegio en Chile bajo las modalidades de la Ley de Inclusión. En vez gestionar créditos bancarios, invitamos a la Seremi a concentrar sus fuerzas en gestionar cambios a la Ley de Inclusión que eviten que sean los padres, apoderados, alumnos y profesores quienes terminen pagando la cuenta de una mal diseñada reforma educacional”, concluyóo el vocero de Conacep.