Botó su fusil al suelo: Soldado se negó a participar de Estado de Emergencia y quedó detenido

Por:

Equipo El Nortero
25/10/2019

Militar de 21 años no quiso viajar a Santiago.

Como todos saben, el sábado pasado en la noche el Ejército anunció el toque de queda en la región Metropolitana producto de la agudización del estallido social que primero empezó en Santiago, para luego extenderse a otras regiones del país.

En ese escenario, consignó La Tercera, el mismo sábado la Tercera Brigada Acorazada “La Concepción” de Antofagasta citó a todos sus integrantes a formarse para ser trasladados a Santiago, con el fin de cumplir con labores de orden en la capital del país.  

La publicación detalló que todo el proceso transcurría apegado al protocolo, hasta que la jefa de la brigada, la oficial Javiera Gómez Rodríguez, constató que dentro de toda su tropa, uno de los uniformados dijo "no".

SOLDADO DE TROPA PROFESIONAL

El texto indicó que se trata del soldado de tropa profesional, David Veloso Codocedo, de 21 años, quien -según la versión de la fiscalía militar- el día domingo, cuando estaba a punto de embarcarse a Santiago, botó su fusil al suelo, negándose a aceptar la orden superior.

Producto de esto fue detenido y posteriormente fue procesado por el artículo 337, inciso tres, del Código de Justicia Militar.

De acuerdo a la legislación castrense “el militar que se negare abiertamente a cumplir una orden del servicio que le fuere impartida por un superior, será castigado (…), con la pena de reclusión militar menor en su grado mínimo a reclusión militar mayor en su grado mínimo”.

AMPARO 

La Tercera publicó que, a pesar de que el caso está radicado en Santiago. El abogado penalista Cristián Cruz presentó ayer un recurso de amparo ante la Corte Marcial, para que la Fiscalía Militar informe sobre las razones de la detención del militar.

Cruz declaró al matutino que “nos llegó una información que un militar habría representado la posibilidad de negarse a participar de las labores de toque de queda en Santiago, por lo que quedó detenido en un recinto militar. Tomamos la decisión de interponer este amparo preventivo, porque lo consideramos un deber ético, pues ha quedado de manifiesto que las tropas solo salen a cumplir órdenes de sus superiores, sin ningún resguardo”.