Cirugía Bariátrica: Una solución para la obesidad mórbida

Por:

Especial Mi Voz
28/10/2017

En Chile un 63% de la población mantiene una situación sobrepeso u obesidad la que, en gran parte de los casos, no siempre puede ser solucionada por dietas y tratamientos.

“Es uno de los problemas en salud que se está considerando para incorporar en el Decreto AUGE del año 2019”, fueron las palabras que sostuvo la Ministra de Salud, Carmen castillo, en el pasado seminario “Diálogo con la Ciencia: Desafíos de la Obesidad Mórbida para la Salud Pública en Chile”, cuyo objetivo fue revisar los retos que tiene Chile en el combate contra esta enfermedad que padecen más de 400.000 personas a nivel nacional

Esta posible iniciativa ha generado una discusión en cuanto a la necesidad de éste y otros tratamientos para combatir la obesidad y sus consecuencias, todo ello en el contexto de los recientes resultados del estudio "Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016", desarrollado por la FAO y la Organización Panamericana de la Salud, que reveló que en Chile un 63% de la población mantiene una situación sobrepeso u obesidad. 

Lo anterior indica que 1 de cada 3 habitantes es obeso, situándonos entre las naciones con las tasas más altas de Latinoamérica. Una situación preocupante, considerando que no hablamos de unos pocos kilos demás, pues existen casos en que las personas superan los 150 kilos de peso. 

En este contexto, la mayoría de las personas que padecen de obesidad mórbida han tratado de bajar de peso mediante dietas y tratamientos, muchos de ellos sin resultado alguno, por lo que han hecho visible que su única solución es la opción de realizarse una cirugía bariátrica. Se trata de una opción a la que generalmente no se tiene acceso debido a su alto costo, razón por la que se consideraría su incorporación en las patologías incluidas en el plan AUGE. 

Es por esto que la cirugía bariátrica significa un cambio en la calidad de vida de quienes presentan obesidad, pues esta reduce el apetito al disminuir el volumen del estómago, lo que permite reducir entre el 5% y 10% del peso preexistente antes del tratamiento, además de aumentar las expectativas de vida y prevenir la aparición de enfermedades asociadas a como diabetes, hipertensión, algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras.