Colegio Médico de Antofagasta emplaza a Ministra de salud

Por:

Camila Mont
12/12/2015

Carmen Castillo rechazó declarar a Antofagasta como zona saturada de contaminación mientras el Colegio Médico denuncia que la zona "tiene el índice de cáncer pulmonar y de vejiga más alto del país".

Como "apresuradas" y "sin fundamentos técnicos", definió el Colegio Médico Regional Antofagasta, las declaraciones realizadas por la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien calificó como “controlada” la grave contaminación por polimetales que está afectando a Antofagasta, situación que  a juicio del Colegio Médico de Chile no se condice con la realidad, lo que causó incluso, la creación de una comisión investigadora, que sesiona hace meses en el Parlamento para buscar responsabilidades de organismos del Estado en el problema.

Según el presidente del Colegio Médico de Antofagasta, Dr. Aliro Bolados,“las declaraciones de la ministra no solo desconocen sin fundamentos técnicos los argumentos del Colegio Médico, sino que también la aplicación de innumerables  sumarios y multas realizadas por el propio ministerio que ella dirige,y las sanciones de la Superintendencia de Medio Ambiente, que castigó a la firma ATI del Grupo Luksic a pagar 860 millones de pesos y a limpiar todo el centro de Antofagasta, lo que esa firma se niega a acatar, lo que fue apelado por los abogados de dicha empresa ante el Tribunal Ambiental en Santiago”, destacó.

La ministra por su parte rechazó la idea de calificar a la región como zona saturada de contaminación. "No está decretada la zona, dado que en este momento nosotros estimamos que se ha ido conteniendo, estamos trabajando fuertemente", argumentó.

Bolados aseguró que "Antofagasta tiene el índice de cáncer pulmonar y de vejiga más alto del país, la expectativa de vida de su población es tres años menos que el promedio nacional, y por consiguiente ya no requiere de medidas de mitigación, sino deeliminar la contaminación".

El presidente del Colegio de Médicos Antofagasta, aseguró que desean invitar a la ministra a que reconsidere su postura ya que durante el año las emanaciones del polvo metálico procedentes del puerto de Antofagasta siguen afectando a las escuelas y jardines de la zona.