Delincuencia en Antofagasta: Cifras comienzan a bajar

Por:

Antonio Sánchez
12/05/2011

Queda mucho por hacer, pero ya se nota que el trabajo está bien encaminado y está rindiendo sus frutos.

La División de Seguridad Pública del Ministerio del Interior ha publicado las cifras al primer trimestre del presente año de los Casos Policiales por Delitos de Mayor Connotación Social (DMCS) y resulta gratificante observar que por fin comienzan a disminuir los delitos en nuestra región, comenzando a reflejarse en las cifras el esfuerzo de las autoridades políticas y policiales por disminuir este flagelo que habían llevado a nuestra región a ser la de más alta tasa de delitos a nivel nacional.

Según las cifras entregadas en esta oportunidad, en nuestra región durante el trimestre enero marzo del presente año, los casos policiales disminuyeron en -1,9% en comparación con igual trimestre del año pasado y en -4,9% respecto del trimestre anterior.

En el siguiente gráfico se entrega el comportamiento de los Casos Policiales a partir del segundo trimestre del año 2007, trimestre en el que comenzó nuestra región a observar un pronunciado aumento de los delitos:

Niveles de delincuencia 2011

Con el crecimiento de los delitos que se observa en el gráfico, nuestra región llegó a ser durante el año 2010, la región con la tasa de casos policiales más alta del país, con las cifras conocidas en esta ocasión, nuestra región desciende al segundo lugar nacional, aún muy por encima del promedio nacional, pero indica ya una tendencia a revertir lo sucedido en los años anteriores.

 Es importante también destacar que según la Encuesta Nacional de Seguridad Ciudadana que realiza el INE, durante el año 2009, de las personas que habian sido objeto de un delito sólo lo denunciaba el 41,4%, sin embargo el año 2010 ese porcentaje aumentó a 49,5%, es decir más personas se atreven a denunciar eldelito que sufrieron.

Así como hemos criticado a las autoridades cuando las cifras de delincuencia aumentaban ahora corresponde felicitar al señor gobernador Pablo Tolosa y a ambas policias por el esfuerzo realizado para disminuir este flajelo que amenazaba instalarse en nuestra región. Queda mucho por hacer, pero ya se nota que el trabajo está bien encaminado y está rindiendo sus frutos.