El llamado de Hernando a movimientos que buscan tratamiento de la "Guatita de Delantal"

Por:

Equipo El Nortero
25/01/2018

¿Se puede replicar esta iniciativa en Antofagasta?

En una reunión junto a integrantes de la Fundación Guatita de Delantal Chile, de la región de Valparaíso, la diputada Marcela Hernando (PR) manifestó nuevamente su compromiso para seguir gestionando el acceso a la cirugía en relación a la alta demanda que existe en el país para dicha atención. Asimismo, la representante por Antofagasta llamó a aquellos movimientos relacionados a la materia a organizarse y trabajar para cumplir de manera íntegra con dicho objetivo.

“Son pocas las organizaciones que se han ido constituyendo como corporaciones, y la Fundación Guatita de Delantal – de Valparaíso - es la más grande del país, consiguiendo avances significativos en relación a esta patología. Por ello, quisiera alentar a todas las otras organizaciones del resto del país a que sigan este camino, felicitar a la Fundación de la V región por su progreso, y al movimiento de Antofagasta que ya cuenta con un plan piloto para poder acceder a sus primeras intervenciones quirúrgicas”, declaró Hernando, quien es médico cirujano y miembro permanente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

FUNDACIÓN GUATITA DE DELANTAL

Por su parte, la presidenta de la Fundación Guatita de Delantal de la V región, Nelly Jara, asumió el compromiso de trabajar con la diputada Hernando en los proyectos pertinentes a la materia, de manera de lograr una pronta respuesta a las necesidades que reclama esta condición. A su vez, Jara anunció la posibilidad de replicar el plan piloto que la parlamentaria radical promovió en Antofagasta. 

CIRUGÍA

La flacidez abdominal, comúnmente llamada “guatita de delantal”, tiene diversos orígenes, entre los que destacan la obesidad o el embarazo, acompañados de una baja de peso importante. Lo anterior, ocasiona que un exceso de piel cuelgue del cuerpo, siendo una situación más recurrente en mujeres, y cuya atención  -según Hernando- significaría un ahorro significativo para el Estado en cuanto a prevenir enfermedades crónica, disminuir el uso de medicamentos psicotrópicos y en profesionales del área de salud mental.