Enex asegura que filtración de hidrocarburos en Las Petroleras de Antofagasta no proviene de sus operaciones

Por:

Equipo El Nortero
01/10/2011

Empresa Enex asegura que los hidrocarburos presentes en la playa Las Petroleras no son filtraciones producto de sus operaciones en el lugar. Además, dicen que el retraso en la entrega de permisos ha dilatado la erradicación de los estanques en el radio urbano. Más detalles aquí

La fuente de contaminación de la playa Las Petroleras no serían los ductos de Enex -ex Shell Chile-, desde la empresa, aseguran que han realizado todas las revisiones, tanto de la línea submarina como de la Planta Comap Antofagasta -donde están ubicados los estanques- confirmando que no existen filtraciones ni derrame de producto.

"La planta se encuentra totalmente hermética, lo que fue informado a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles" declaró el gerente corporativo de la empresa, Juan Eduardo López.

"A pesar de que la autoridad marítima, después de una acabada investigación, ha liberado a Enex S.A.  de cualquier responsabilidad por la contaminación presente en la playa “Las Petroleras”, nuestra empresa ha continuado las labores de limpieza de dicha playa, que se iniciaran en el año 2010, de manera absolutamente voluntaria. Estos trabajos cuentan con todos los permisos de la Gobernación Marítima, con quien se ha actuado coordinadamente en esta materia", agregó.

Estos trabajos de remoción de material han retirado la mayor parte de los contaminantes en la parte que enfrenta a la planta, aseguran.

Además de hidrocarburos, la limpieza de la arena ha arrojado también otros residuos, como aguas servidas y otros contaminantes. 

RETIRO DE ESTANQUES

En 2006 las dos empresas que tenían estanques en el sector, Shell y Copec, firmaron un protocolo de acuerdo con la Municipalidad de Antofagasta -bajo la administración de Daniel Adaro- y con la Intendencia Regional, para erradicar del sector las plantas e instalarse en un recinto nuevo en el puerto de Mejillones.

El plazo inicial estimado para la habilitación de la nueva planta era de 5 años. No obstante, en el mismo protocolo se estableció que el plazo podría prorrogarse en el evento que surgieran dificultades ajenas a la voluntad de Copec y/o Shell en el proceso de construcción y operación de la nueva planta o del terminal marítimo requerido para su operación.

Si bien la nueva planta Mejillones se encuentra en operaciones, agrega López, no está funcionando a su plena capacidad. "Desgraciadamente y como se había previsto, la obtención de permisos y concesiones marítimas ha demorado más de los estimado inicialmente, lo que retrasará su puesta en operaciones completa y por consiguiente, el cierre de las operaciones en la Planta Comap. Esta circunstancia se ha informado a las autoridades".

De momento, aseguran, no es posible cerrar la planta Antofagasta, situación que está en conocimiento de las autoridades.