Enfermedad Renal: Otra consecuencia de la obesidad

Por:

Especial Mi Voz
27/04/2018

Esta patología implica el deterioro de los riñones y por consiguiente el déficit de sus funciones.

Los problemas de salud que acarrea la obesidad son varios: Algunos tipos de cáncer, articulaciones, diabetes,  cardiovasculares y más. Pero pocas veces  se habla de los problemas que genera a órganos específicos, tales como los riñones.

Es que el daño que la obesidad puede generar a éste órgano es grave. La evidencia científica indica que con un índice corporal mayor a 30 Kg/mt2, asociado con hipertensión arterial, aumenta el riesgo de la Enfermedad Renal Crónica.

Esta patología implica el deterioro de los riñones y por consiguiente el déficit de sus funciones; lo que puede generar anemia, alteraciones metabólicas de calcio y fósforo, falla en la presión arterial, alteraciones a la piel, falta de apetito, gastritis, entre otros problemas.

Por otra parte, las principales consecuencias de la obesidad en los riñones se manifiestan  en primera instancia como hiperfiltración con eliminación de proteínas, lo que hace un daño progresivo a la función renal, debido a que este órgano debe trabajar más de la cuenta.

Cabe señalar que este problema puede ser reversible en la medida en que exista control a través de ejercicios, dieta y/o cirugía bariátrica, dependiendo de los casos de obesidad.

Otras de las enfermedades que comúnmente atacan al riñones son la Diabetes Mellitus (T2) y la hipertensión arterial. Lamentablemente, ambas patologías pueden ser relacionadas a la obesidad.

El llamado es a cuidarse, la obesidad va más allá de la estética y es una enfermedad que sirve como “enlace” para desarrollar diversas patologías.