Estudio revela relación entre el tejido adiposo y el cáncer colorrectal

Por:

Especial Mi Voz
11/07/2018

Dentro de los cánceres en Chile, el colorrectal se ubica entre las primeras cuatro causas de muerte en la población general.

Un estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición (Ciberobn) y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) – con resultados recogidos y publicados en la revista “Clinical Epigenic”-  destaca la relación entre el tejido adiposo (grasa) y el cáncer colorrectal.

Para la investigación, los científicos malagueños, tomaron muestras de 57 pacientes con cáncer colorrectal y media centena de pacientes sanos, de los que tomaron muestras de sangre y tejido visceral. Los resultados indican que este es el primer estudio en establecer la relación entre el receptor de la vitamina D y este tipo de cáncer, explicando en parte el proceso antiinflamatorio que esta vitamina desempeña en el tejido adiposo del cáncer colorrectal.

Manuel Macías, investigador firmante del estudio, indicó que si bien esta investigación es un avance,  se necesita más financiamiento y estudios para descubrir los medios y mecanismos  precisos que dan origen a la relación entre el tejido adiposo y el cáncer colorrectal, para así crear nuevos tratamientos y estrategias preventivas.

Cabe señalar que el cáncer colorrectal es de alta prevalencia. A nivel mundial, tanto en hombres como en mujeres, éste se ubica entre las 3 primeras causas de nuevos casos por cánceres. En Chile, se ubica entre las primeras cuatro causas de muerte por cáncer en la población general.

Respecto a los factores de riesgo de esta enfermedad oncológica, el predominante es la edad – el 90% de los casos se diagnostican pasados los 50 años – también se consideran los antecedentes familiares y la aparición de pólipos intestinales, entre otros. Por otra parte, existen factores de riesgo que pueden modificarse, tales como la obesidad, el alto consumo de alcohol, tabaquismo, inactividad física y el consumo de algunos alimentos utraprocesados.