La secuestró porque se quería llevar a sus hijos al extranjero: Mensaje por WhatsApp le salvó la vida

Por:

Equipo El Nortero
10/07/2018

Hecho se registró en Antofagasta.

El trabajo especializado de Carabineros del OS.9 Antofagasta permitió esclarecer en menos de cinco horas el presunto secuestro de una mujer de 35 años, chilena, quien habría sido privada de libertad por su ex pareja H.O.H.S. de 38 años, también chileno.

De acuerdo a los antecedentes preliminares, en horas de la mañana de ayer la víctima salió de su domicilio (ubicado en el sector norte de esta ciudad), en dirección a su trabajo, lugar donde habría sido abordada por el padre de sus tres hijos menores, subiéndola a un vehículo a la fuerza.

AUDIO DE WHATSAPP

El reporte policíaco consignó que "al parecer en un momento de descuido del imputado, la mujer mandó un audio de WhatsApp a sus familiares, indicando que estaba secuestrada por este sujeto, y que se encontraba en un lugar desconocido y que una de las exigencias del sujeto era la entrega de sus hijos, a fin de lograr huir con ellos del país".

A raíz de lo anterior, añadió la declaración policial, y mediante diferentes diligencias investigativas, el equipo negociador del OS.9. Antofagasta logró tomar contacto con el secuestrador, convenciéndolo que liberara a la víctima.

Fue así que a las 18:00 horas en el sector de la población Corvallis fue encontrada la mujer en la vía pública.

PARADERO

Siguiendo con las diligencias y el trabajo investigativo y de inteligencia criminal Carabineros del O.S.9. Antofagasta, dieron con el paradero de H.O.H.S. quien se encontraba escondido en el interior de un domicilio ubicado en la población Miramar, procediendo a su detención en el lugar.

El imputado registra un alto prontuario policial por los delitos de receptación, robo con intimidación, robo de vehículo, hurto, amenazas, violencia intrafamiliar, porte de arma blanca, usurpación de nombre.

Asimismo el año 2015 fue detenido por el delito de secuestro, donde en compañía de dos compañeros de delitos, quienes se dedicaban al tráfico de pasta base, secuestraron a un sujeto, al cual lo mantenían atado de manos y pies con cables de teléfonos y cordones a un armazón de una silla metálica.