Muni de Antofagasta implementa nuevo sistema para licencias de conducir

Por:

Equipo El Nortero
28/11/2012

La modalidad hasta la semana pasada consistía en que la prueba teórica era tomada por el mismo municipio, pero a contar de hoy, mediante un decreto autorizado por el Ministerio de Transportes, quien aprueba o reprueba el examen es un servidor que se encuentra en el ministerio.

Comenzó a funcionar el nuevo sistema de toma de exámenes de conocimiento de la Ley de Tránsito, para obtener la licencia de conducir Clase B y C.

La modalidad hasta la semana pasada consistía en que la prueba teórica era tomada por el mismo municipio, pero a contar de hoy, mediante un decreto autorizado por el Ministerio de Transportes, quien aprueba o reprueba el examen es un servidor que se encuentra en el ministerio -  aún cuando esta sea rendida en el edificio consistorial -.

En este sentido, el director de Tránsito de la Municipalidad de Antofagasta, Julián Requena, manifestó que “en general, la Ley de Tránsito no ha cambiado, lo más importante es que las personas la aprendan, entiendan y apliquen los conocimientos en esta materia. Ya tuvimos una persona que dio su primer examen y en ocho minutos salió bien, con todas las respuestas satisfactorias y eso lo refleja alguien que realmente estudió y aplicó en buena forma sus respuestas”. Así también lo hicieron siete de las 10 primeras personas en contestar el examen, durante la primera hora de puesto en marcha el nuevo sistema.

Son 35 preguntas las que contiene este examen, equivalentes a 38 puntos y de los cuales contestó en su totalidad correctas, Kresimir Ostoich; joven antofagastino de 18 años, quien fue la primera persona en rendir y aprobar bajo este nuevo sistema. “Yo pensaba que iba a reprobar, más que nada porque vi el libro y era sólo materia, pero estudié y la encontré fácil”, expresó el estudiante egresado del Colegio Eagle School.

En tanto, quienes realicen los trámites para renovar su licencia de conducir no deberán rendir esta prueba, a menos que quieran incorporar una nueva clase, cambiando de Clase B, por una para conducir un vehículo de locomoción colectiva o de carga.