Ojo con clonación de tarjetas: Fraude puede ocurrir en Antofagasta

Por:

Equipo El Nortero
04/08/2012

Ante los fraudes  registrados en el sur del país y prevenir que esos hechos ocurran en la Región Carabineros dio a conocer algunas medidas preventivas, instando a la comunidad al utilizar una tarjeta de crédito o débito.

Al acceder a un dispensador es necesario verificar que no hayan personas extrañas cerca que puedan ver su número secreto.

Asimismo es recomendable cambiar la clave secreta frecuentemente, respetar su turno en el uso del cajero, esperando fuera o a una distancia prudente de quien lo utiliza en ese momento.

Evitar hacer operaciones con personas desconocidas muy cerca y no pedir consejos a terceros y sólo seguir consejos indicadas en el recinto del cajero

En el caso de una duda se puede es verificar la autenticidad del cajero y que esté en funcionamiento, observar si las ranuras de la puerta o del mismo cajero no están manipuladas, o se haya instalado un skimmer, que corresponde a un tipo de máquina para clonar, similar a una ranura, pero se encuentra sobrepuestos y si se mueve es fácil de sacar. 
Al digitar la clave secreta se aconseja tapar el teclado con la mano ya que en algunos dispensadores los delincuentes pueden colocar cámaras para grabarlas.

También se recomienda nunca se debe perder de vista la tarjeta cuando la piden en lugares como restaurantes, servicentros, etc., ya que al ser pedida para deslizarla en la máquina registradora, ésta podría ser pasada primero por un skimmer, para posteriormente pedir la clave.

Como medida de autocuidado también está el revisar de forma permanente las cartolas.

Métodos de Estafa

Hace unos años Carabineros alertó en Antofagasta el uso de un dispositivo el cual se pegaba en la ranura del dispensador y con un hilo delgado se dejaba capturado el plástico al interior, entrando en falla el cajero por lo que quedaba retenido.

Hoy los métodos detectados en otros puntos del país corresponden al denominado skimmer aparato que contiene un lector de bandas magnéticas y una microcámara integrada, y al ser instalado es casi imperceptible

Este se instala en cajeros automáticos que tienen boquillas como un domo verde, con una luz que lo ilumina desde dentro, precisamente para que sea evidente si se instaló algún aparato extraño.

Este aparato al tener una cámara integrada, el dispositivo ilegal no requiere de una adicional en el cajero para grabar la clave que el usuario ingresa en el teclado.

Otros lugares en los cuales los delincuentes instalan grabadores de bandas magnéticas para robar datos son los lectores que abren las puertas de las dependencias donde se alojan los dispensadores.